Sirenia - The 13th Floor (2009)

Para quienes han leído mis anteriores reseñas es muy evidente que Sirenia es una de mis bandas favoritas, la cual siempre he tenido en un lugar de privilegio cuando de Gothic Metal se trata. Y es que desde la separación de su cerebro y miembro fundador, Morten Veland, de Tristania esta banda comenzó un ascenso relámpago al punto de que ya para su tercer disco contaba con el apadrinamiento de Nuclear Blast lo cual es decir mucho para cualquier banda. Cuando en 2007 vio la luz el disco Nine Destinies And A Downfall ya era evidente que esta banda había alcanzado su lugar dentro de la escena, además la incursión de Monika Pedersen en los vocales trajo algo más que una voz, trajo una cara para el grupo.
Y ahora estamos en el año 2009 y con este el lanzamiento del esperado nuevo material de la banda. Sinceramente y para ir directo al grano este nuevo disco muchas cosas buenas así como muchas cosas malas, pero desgraciadamente y poniendo estos elementos en una balanza, el peso de las cosas negativas (a pesar de no ser tan catastróficas como se podría imaginar) surten una presión para que esta se incline a su lado. Y es que tal vez el primer punto que notamos dado lo evidente del mismo es la aparición de una nueva vocalista en sustitución de la anteriormente mencionada Monika Pedersen, la cual ahora es sustituida por la española Aylin.
Primero que nada, y para quienes saben de dónde viene Aylin, sí, ella viene del programa de TV “Factor X”, lo cual dependiendo de cada uno podría no ser un buen indicador sobre el nivel vocal de esta muchacha, además, no es muy común tener vocalistas salidas de estos concursos en bandas de metal. Pero para ser justos, su desempeño resulta bastante decente en general.

 El disco en si resulta un poco complicado de asimilar al principio ya que a la primera escucha puede parecer liviano, soso y simplón, pero esa impresión es derivada principalmente de sus dos primeros temas y más bien para el tercer tema The Mind Maelstrom tenemos un Sirenia más pesado y reminiscente a lo que hizo en Nine Destinies And A Downfall, que básicamente son temas relativamente cortos con predominancia de coros operáticos, y para el tema The Seventh Summer incluso encontramos elementos que nos remiten al álbum At Sixes And Sevens. Eventualmente para el The Lucid Door otra vez tenemos ese sonido accesible que encontramos al inicio del disco, lo mismo en el tema Led Astray y Winterborn. El pináculo del disco lo podemos encontrar en el tema Siren Of The Seven Seas, además encontramos el cierre del disco.

En términos generales The 13th Floor es un buen disco, pero es innegable que aun tiene detalles sueltos por aquí o allá. Musicalmente está bien pero a veces llega a sonar demasiado básico, cosa que para una banda como Sirenia es casi inaceptable. Cabe también resaltar la inclusión de Aylin dentro de la banda. A leguas se nota que esta muchacha tiene bastante talento, pero aun así parece que con este disco no logra meterse de lleno en la música y a veces su voz puede sonar demasiado “light”, pero eso es una cosa de percepciones. Los seguidores de Sirenia puede que no estén tan contentos con este disco, pero eso no quiere decir que sea un mal disco, simplemente que algo falta. Un buen disco pero no el épico monstruo que más de uno esperaba.

-Calificación-
78/100

0 comments:

Publicar un comentario