Katatonia - Night Is The New Day



Después de 3 años de espera, llega a mis manos la última producción de los suecos de Katatonia, “Night Is The New Day”. Con ansias abro el disco, y en la grabadora el botón de play deja correr el material.

Tras haber escuchado con antelación la muestra que habían dado del disco que estaba pronto a salir, “Forsaker”, mis expectativas, y las del público en general, eran altas. Una canción con un inicio fuerte, una guitarra enérgica con unos riffs que emanan agresividad a lo largo de la canción, pero que se enlazan a una lírica enigmática y oscura. Un inicio bastante bueno para el disco.

En la línea temática del disco no podían quedar por fuera las canciones cripticas, un tanto surrealistas, que hondan en lo más profundo del sentimiento humano, y que se dejan ver en canciones como “Nephilim” o “Inheritance”. Canciones que cuentan con un sonido atmosférico que envuelven al oyente y lo transportan a un escenario más sombrío. Una bella canción, que mas que canción se siente como una obra de arte al oído, es Idle Blood, en donde no podían faltar los peculiares tintes de melancolía que envuelven la canción de principio a fin, entrelazadas a un perfecto balance de introspección y que dejan ese sabor de paz al finalizar la canción.


Algo que me parece muy importante destacar de este disco es la magnífica voz de Jonas Renkse. Es en gran parte la esencia emocional de Katatonia, con una voz impecable, clara y un tono particularmente sublime, es el elemento que ayuda a transmitir todos esos sentimientos de ahogo y desaliento, pero a su vez en una parsimonia de tranquilidad y estabilidad.

Definitivamente el disco desde un inicio te toma con fuerza, te envuelve en su atmosfera de melancolía, te lleva por un viaje de dudas y enigmas emocionales, pero al final culmina con una canción para tomar aliento; “Departer”. Es esta una de las canciones más envolventes en el disco. Cuenta con la participación del cantautor sueco Krister Linder, y no cabe duda alguna, que su voz al lado de la de Renkse forma una combinación perfecta. Una canción sumamente tranquila, relajante, pero cargada de un gran peso. Logran mezclar perfectamente la fuerza de la batería con la atmósfera del teclado, y con ambas voces, el sentimiento de pérdida es totalmente transmitido.

Realmente esperaba más canciones como “Forsaker”, canciones con un sonido más fuerte y riffs agresivos, sin embargo un disco completamente así no sería Katatonia. He de decir que es disco muy maduro, con un sonido, si bien un poco variado, bien consolidado, y que claramente ha evolucionado, pero que sin embargo mantiene las bases melancólicas y depresivas que tanto los caracteriza. Definitivamente un disco que place escucharlo, a pesar de unas cuantas bajas, llena las expectativas de sus seguidores, y hasta las de quienes son nuevos escuchas de los suecos. Termina de reproducirse en la habitación la última canción de las 11 que conforman el listado; no cabe en mí duda alguna que la espera valió la pena. Apago la grabadora y una expresión de satisfacción en mi rostro impera.

-Calificación-
90/100

Andrea G.



www.myspace.com/katatonia

KATATONIA

0 comments:

Publicar un comentario