Raven - Walking Through Fire


Voy a ponerlo de una manera simple: Walk Through Fire es uno de los pocos discos que he escuchado últimamente que sin duda logra transmitir esa energía casi primitiva y básica del verdadero NWOBHM (New Wave Of British Heavy Metal). Claro, el que la banda haya sido creada en 1981 le ayuda a verdaderamente capturar ese sonido sin necesidad de forzarlo.

No se puede ir a niveles más básicos con este disco y en general con esta banda. 3 integrantes que se dedican a tocar con los instrumentos claves de cualquier grupo: un bajo, una guitarra y una batería son los únicos sonidos que se pueden encontrar de principio a fin, eso sin contar con una de las mejores y mas demenciales pero creativas voces como en este caso es la de su bajista John Gallagher. Y es que para no andarme con rodeos John aporta una calidad indiscutible al Walk Through Fire; solo basta escuchar el primer tema para asombrarse de la capacidad de este tipo.

Recapitulando en la música aquí simplemente no hay mucho que pueda andar mal. Los riffs y la guitarra suenan endemoniadamente bien gracias a la excelente producción, la batería es rápida y con esa compañía colosal y galopante del bajo logran hacer que desde el principio quien escuche el disco quede enganchado de manera inmediata. No es broma cuando digo que aquí hay excelente composición,y a que contrario a tendencias recientes Raven no ocupa fingir un sonido que no tiene o se fuerzan a sonar como algo de la vieja escuela. ¡Estos ingleses son la vieja escuela!


Pero no porque hay buenas composiciones el disco esta exento de fallas o es un trabajo perfecto. Justamente el principal problema es que la frase "nunca se puede tener demasiado de algo bueno" no aplica con Walking Through Fire ya que si bien hay muchos temas que enganchan y que son absolutamente devastadores, el que tenga una duración de mas de una hora hace que para Hard Road ya la novedad se haya esfumado y por el contrario sea un poco cansado. Con un poco menos de tracks este sería un lanzamiento monstruoso. 

No hay que ser un fan del NWOBHM para disfrutar de este material que como dije antes es sumamente recomendable, pero si hay que tener en cuenta que después de 10 temas el álbum se empieza a desplazar en arenas movedizas lo que resulta en un esfuerzo agotador para lograr salir de bien librado. Una excelente demostración de que una banda que lleva 35 años en este negocio no tiene por qué sucumbir ante el mundo o que sacar música aburrida.

-Calificación-
79/100

Andrés C.


0 comments:

Publicar un comentario