Thulcandra - Fallen Angel's Dominion


Y con ustedes otra de las bombas del 2010. Thulcandra es una banda relativamente nueva proveniente de Alemania que nos presenta un excelente disco de Melodic Black Metal y que sin duda es una de esas bandas que con solo un disco debut ya deja muy claras las expectativas a futuro, y digo nueva porque a pesar de haberse formado hace 7 años este es su primer disco (anteriormente solo tenían un demo) y es evidente que tomaron el tiempo necesario para entregar algo sumamente relevante a seguidores de bandas de los 90s, especialmente Emperor y los maestros suecos, Dissection.

La palabra Dissection juega un rol clave en la música de Thuncaldra y esto es sumamente evidente. El estilo compositivo, los tiempos y en general la sensación gélida pero increíblemente melódica es una de las firmas con las que cuenta este trabajo. No sería una exageración decir que fácilmente este disco podría ser el sucesor de Storm of the Light's Bane, el segundo y último trabajo de estudio de Dissection. Eso si, no hay que dejar que Thuncaldra se disuelva en comparaciones que le quiten credibilidad, ya que si bien es evidente la gran influencia de otras bandas, estos alemanes dan una cátedra de como escribir Black Metal atemporal, relevante y con alma. Esto es Black Metal como en el que se podía escuchar hace más de 10 años pero que logra mezclar una producción actual sin que suene saturado o sobre producido. Es mas, basta con ver la portada para sentirse transportado; Kristian Wåhlin, conocido por sus trabajos artísticos con los mentados Dissection y Emperor además de Dark Funeral.


Una de las cosas más rescatables del disco es la calidad y el tiempo que se nota que se tomaron para crear los temas. No es solo una cuestión de saturar el sonido, es simplemente sobre como crear música bien hecha y con muchas capas las cuales son superpuestas de manera tal que incluso los momentos con más distorsión siempre cuentan con un aura de melodía sumamente gélida. Justamente para cerrar el disco la banda presenta un cover del tema The Somberlain y ahí acaba una de las sorpresas con mayor potencial del 2010.

Thulcandra está comenzando pero con un debut de este calibre no queda duda de que se auguran muy buenas cosas en el futuro cercano. No se trata de copiar y pegar como muchos podrían pensar, se trata de retomar el trabajo de otros y continuar con ese legado de manera profesional y añadiendo personalidad propia. Un disco que salió de la nada pero que no resultaría extraño que aparezca en las listas de lo mejor del año que demuestra que Thulcandra es más que un tributo.

-Calificación-
90/100

Andrés

1 comments:

Anónimo dijo...

ME SUENA ME SUENA

Publicar un comentario