Crest of Darkness - In the Presence of Death


Al comienzo de cada año siempre hay una duda que surge casi de manera inmediata en la mente de muchos ¿Qué va a deparar este nuevo año y que discos van a ser sorpresas?. Como es normal en estos casos, la respuesta simplemente no es fácil ya que muchas veces el material que se espera con más ansias es el primero en decepcionar, pero en otros casos (como con Crest of Darkness) las sorpresas arrancan con el que llamaría el primer gran disco extremo del 2013.

Como va es costumbre últimamente In the Presence of Darkness arranca con un intro que no es para nada memorable y da paso a el resto del disco y ahora las cosas toman forma. El tema que da nombre a esta producción es básicamente una buena ráfaga de guitarras filosas y batería furiosa; es pura brutalidad que busca atacar los sentidos con un sonido crudo y desesperante. Las cosas se ponen aún mas intensas con Demon Child,  que se adorna de un muy buen riff, pero que a nivel de estructura parece un poco quebrada no obstante cuenta con una parte media impresionantemente melódica y un trabajo de guitarras sumamente sorprendente que se mantiene hasta el final del tema y lo convierte en uno de los puntos altos del disco. Otro de los temas que mantiene esa línea melódica y furiosa llega con Redemption, que básicamente presenta un trabajo de guitarras bastante completo que incluye solos y muchos pasajes técnicos. 

Pero la contraparte de estos temas particularmente rítmicos llega con The Priest of Hell, que es una canción sumamente técnica y que juega con bajo las reglas del Black Metal pero con suficiente calidad para que no sea solamente algo mediocre o predecible. Luego el disco retoma otra vez esos ritmos infecciosos con Welcome To My Funeral y de nuevo quedamos ante un trabajo de guitarras que va mas allá de simplemente contar con una gran producción, sino que también es ingenioso y fresco, lo mismo que en su sucesora Womb Of The Wolf, donde la calidad técnica no es nada para tomar a la ligera. Vampire Dreams es otro de esos temas con enfoque rítmico y que hace que la palabra "Vampiro" suene con el respeto de épocas donde se asociaba a tales seres con oscuridad y no con de drama barato de colegio.


Ya para cerrar el disco llegan From The Dead y The Day Before She Died, y como es la tónica durante todo este álbum, no hay mucho que pedirles pero si bastante que disfrutar, especialmente The Day Before She Died que es algo así como un himno hecho con sonidos decadentes y guitarras deformadas.

En términos de crear un excelente disco, que suene diferente y fresco pero al mismo tiempo feroz, Crest of Darkness ha logrado un trabajo excepcional. Simplemente la calidad presente en este disco es palpable de principio a fin y eso sin duda lo saca del montón. Hay muchas influencias aquí, o tal vez la palabra sea paralelismos, ya que esta banda no es nueva, pero si son seguidores de actos como Siebenburgen o Illnath, entonces aquí bastante para que se den un buen gusto.  Lo único que no me convence del todo de esta producción y que casi hasta puede hacer que muchos la ignoren es la portada del disco, la cual peca de...no se ni de que, pero no capta para nada la esencia del disco. En mi opinión este es el primer gran álbum de Black Metal (uno que también coquetea con algo de Gothic y Death) del 2013 y uno de los mejores que he tenido la oportunidad de escuchar en un buen rato. Denle seguimiento a esta banda. 

-Calificación-
90/100

0 comments:

Publicar un comentario