12/13/2009

Nahemah - A New Constellation (2009)



¿Metal progresivo con momentos acústicos, pasajes suaves, voces guturales que cambian de un momento a otro por voces melódicas y limpias? No, no estoy hablando de Opeth, aunque para muchas personas esta descripción solo podría pertenecer a los suecos que han barrido con lo que se les mete a su paso. En esta ocasión y para fortuna de los aficionados a un género que ha despegado en los últimos con una velocidad inmensa, tenemos un lanzamiento de una banda no muy conocida por muchos pero que van en la dirección correcta en lo que a metal progresivo respecta; el nombre de la banda es Nahema y su país de origen es España.

La primera impresión que se puede tener de esta banda es que tienen una forma de composición muy parecida a la de Opeth, pero decir eso es simplemente no darles el crédito que se merecen, ya que una vez que escuchamos el disco en su totalidad queda claro que estos muchachos no ocupan vivir de comparaciones.

A New Constellation en un disco basado más que todo en guitarras, lo que quiere decir que hay una predominancia de estas en lo que a rítmica concierne. Las canciones cuentan con los ocasionales riffs pero ellos son simplemente la punta del iceberg, ya que una vez que realmente se pone atención a la estructura y sonidos del disco es evidente la gran cantidad de texturas que están presentes; de hecho en más de una ocasión hay sonidos que solo puedo describir como una extraña mezcla entre Radiohead y Pink Floyd. Interesante es también la forma en que los temas están organizados, lo que hace que la experiencia sea más fluida y rica, cosa que también es apoyada por la buena producción con la que cuenta el álbum. Y hablando de temas, aquí no vamos a encontrar temas de relleno, lo cual le da esa cohesión necesaria para crear una experiencia rica y onírica que permanece después de cada pasada por el reproductor de audio.

Nahema es una banda que ya cuenta con varios discos a su haber pero que demuestran una madurez mayor con esta producción, la cual está plasmada en su música, estilo y líricas. A New Constellation ha sido sin temor a equivocarme una de las sorpresas más agradable que he tenido este año y que sin duda alguna ya está haciendo fila para entrar en mi lista de lo mejor del 2009.

Si gustan de bandas como Opeth, Farmakon o incluso Moonspell entonces no hace falta que les diga la urgencia con la que ocupan comprar este disco; y quedan advertidos: no se sorprendan el día que los muchachos de Nahemah sean los siguientes monarcas del genero.


-Calificación-

0 comentarios:

Publicar un comentario