Morbid Angel - Illud Divinum Insanus


Hay momentos en la historia donde algo sucede, algo de magnitudes tan enormes que simplemente queda grabado no solo en los anales de la humanidad sino también en la psique de las personas. En el mundo del Metal han existido momentos históricos, cataclismos que han desatado controversias enormes a través de los años, pero sin duda alguna el 2011 va a ser recordado como el año en que Morbid Angel lanzó uno de los discos más criticados, amados, odiados, sorpresivos y comentados de los últimos años y el cual se titula Illud Divinum Insanus.

Hablar de Morbid Angel no es solo de una de las bandas más respetadas dentro de la escena extrema, es también hablar de una agrupación que en muchas maneras marcó las reglas del juego y toda una referencia comparativa a la hora de hablar de calidad. En pocas palabras, Morbid Angel era otra forma de llamar al Death Metal. Con un marco de referencia como este no es de sorprender que luego de un descanso de ocho años y el anuncio del regreso de David Vincent la esperanzas de un regreso mesiánico eran evidentes. Es por eso que Illud Divinum Insanus ha dejado tantas bocas abiertas, corazones rotos y una estela de controversia. 

Luego de empezar con un intro casi obligatorio titulado Omni Potens, y el cual cabe mencionar que tiene una excelente atmósfera, la lucidez sale volando por la ventana con el primer tema, Too Extreme! (así, con signo de exclamación). Hasta para el escucha más casual es claro que la banda ha hecho lo impensable y presenta un tema puramente Industrial, lo que sumado al nombre del mismo no es la mejor primera impresión que una banda como esta pueda dar, claro, Morbid Angel nunca ha buscado complacer a nadie y esto también se puede tomar como una expresión sumamente desafiante, casi como un manifiesto. El tema es Industrial Metal es su manera más básica, pero el problema principal y algo que se puede notar a lo largo de otras canciones como Destructos Vs. the Earth / Attack, Radikult y Profundis - Mea Culpa es que Morbid Angel es una banda de Death Metal con años de componer como tal, y bueno, se nota que aún están muy lejos de crear temas con la calidad de bandas como KMFDM, Aborym, Samael o Die Krupps. En honor a la verdad se puede decir que hasta aquí llega la inclinación Industrial de este disco ya la otra mitad del disco es un Morbid Angel tocando lo que los hizo famosos. 


La otra cara de la moneda es la parte Death Metal, algo que en mi opinión es donde la banda pierde más puntos en este disco. Blades for Baal es un tema donde la banda se dedica a ser ella misma, claro que no es nada de otro mundo pero no es la bazofia que algunos han querido hacerla parecer. Lo incómodo es con temas como Existo Vulgare, Nevermore y Beauty Meets Beast, donde simplemente Morbid Angel no logra presentar algo sólido y mas bien se sienten como plantillas musicales de ellos mismos. De nuevo, no es que estos temas sean malos, simplemente son decepcionantes, se sienten un poco perezosos y como un montón de potencial no explotado. Curiosamente los temas que me parecen los más interesantes son 10 More Dead y I Am Morbid, los dos menos "metal" del disco.

Hay muchos que han criticado este disco de manera negativa por la inclusión de elementos Industrial y han llegado a llamar a la banda "vendidos" pero en mi opinión no creo que ninguno de los dos sea tan cierto como parece. Este disco definitivamente NO es el mejor de Morbid Angel (tal vez es el que tiene las peores letras, pero eso es otra historia), sin embargo tampoco creo que sea el desastre que se puede pensar. En mi caso creo que el hecho de que la banda haya buscado transgredir el género que los vio crecer usando sonidos ajenos es algo que pudo haber sido muy exitoso y de hecho hasta pudo convertir a este disco en todo un clásico, pero desgraciadamente la misma inexperiencia de la banda en el campo fue un tiro de gracia ya que estamos ante el Industrial más aburrido y simplón que se puede encontrar (lo digo como fan de bandas de Industrial Metal), pero el verdadero golpe bajo de este disco es que después de 8 años (OCHO AÑOS!!!) Morbid Angel no haya podido componer mejores temas de Death Metal, algo que han hecho y conocen como hacer desde 1989. En resumen, una oportunidad desperdiciada musicalmente hablando que duele mas por no haber hecho un buen disco de Death Metal que por su extraña y bizarra experimentación de Industrial Metal (Samael supo como hacerlo bien). Ah, y casi se me olvida mencionar lo obvio, Pete Sandoval no se encuentra por ningún lado de este disco.

-Calificación-
50/100

Andrés

www.morbidangel.com

0 comments:

Publicar un comentario