Elis - Dark Clouds In a Perfect Sky



No voy a andar con rodeos. Desde el momento que vi la portada de este disco un sentimiento de ya-estuve-aquí se hizo presente de forma casi inmediata probablemente debido a que una mariposa es más que un cliché en lo que a la "cultura gótica" y pseudo-inspiración se refiere. Con una primera impresión como esta está bastante claro que la idea de poca creatividad musical me prejuició un poco pero no obstante, si bien es cierto que este disco está lejos de ser una excepcional obra musical que va a durar por los siglos de los siglos (probablemente no va a durar ni siquiera por los meses de los meses), en bueno recalcar que cumple con su intención de presentar algo fresco a la escena gótica. Pero cuidado, ya que fresco no necesariamente significa original o bueno.

Lo primero que se puede notar de este disco desde el momento que arranca es la voz de Sabine Dunser, la cual es bastante apropiada para este estilo musical y de hecho me atrevería a decir que su voz es mucho más carismática, emotiva y melódica que la de una GRAN mayoría de cantantes de este saturado y muchas veces menospreciado género. Aún asi hay algo en la forma de cantar de Sabine que me recuerda mucho a Liv Kristine. No cantan igual, pero definitivamente hay cierta similitud de estilo, sobretodo si se compara con Leave's Eyes y su disco Lovelorn.

Ahora vamos con la música, el cual es un campo en donde los integrates no necesariamente brillan por su competencia; aunque de igual forma y para ser justos, este estilo musical no es conocido por su gran complejidad técnica. Las canciones practicamente siguen la misma estructura de letra, coro, solo, coro, coro y mas coro. Sin embargo, aunque en buena teoría esto puede resultar repetitivo y aburrido, el hecho de que la voz de Sabine sea tan agradable y la música tan fácil de digerir realmente salvan al disco de hundirse totalmente en el océano del aburrimiento.

Seguidamente tenemos las canciones, de las cuales no tengo mucho que decir. Si las tomamos de una forma individual cada una de las canciones que conforman este álbum son bastante buenas, especialmente los temas Ballade, Der Letzte Tag y Devil Inside You. Lo que sucede cuando comparamos todos los temas entre si es que musicalmente son MUY parecidos; pero no tan parecidos entre si como en su album anterior God's Temptation, Devil's Silence; aun así, para el escucha que es demasiado exigente en este aspecto esto puede ser una razón para considerar el disco mas aburrido de lo que realmente es. Un aspecto que me gustó bastante y que sinceramente tengo que resaltar es la producción general de este album, ya que está producido por Alex Krull. Aunque si uno realmente se sienta a pensar en este último punto, el hecho que Alex Krull sea el productor explicaría el por que este disco suena familiar.

Con todo y todo, y a pesar de que este disco tiene algunos puntos flojos, no es un disco que yo llamaría malo, es mas, ni siquiera lo llamaría mediocre...pero tampoco lo llamaría muy bueno. Para aquellos que busquen un disco que los entretenga y que quizás deseen escuchar algo diferente en esos momentos de espera entre disco y disco, esta producción podría ser un buen placebo. Personalmente no diría que es de lo mejor o favorito que escucho, pero de vez en cuando debo admitir que disfruto de darle una repasadita en mi reproductor de discos.

-Calificación-
75/100

1 comments:

Anónimo dijo...

Concuerdo contigo! No es EL disco, sin embargo tiene sus aspectos rescatables! Una gran pena que Sabine haya muerto.

Publicar un comentario