Gloryhammer - Tales From the Kingdom of Fire


Por definición, el Power Metal y yo no somos ajenos el uno del otro. Mis primeras experiencias con este estilo se remontan a la segunda mitad de los 90's, la cual era una época donde simplemente no podía dejar de escuchar bandas con propuestas creativas y llenas de frescura, en un momento donde el Power Metal era el rey con bandas como Edguy, Rhapsody (sin el "of Fire") y Primal Fear. Lastimosamente mi relación con este  género se fracturó bastante al punto que, salvo algunas bandas que aún sigo, me cuesta mucho encontrar algo que logre capturar mi atención por mucho tiempo como fue el caso con bandas de lo que llamo mi "Edad Dorada del Power Metal". Las razones para esto son varias, pero principalmente nunca logré asimilar el hecho de que una gran cantidad de bandas simplemente estaban comenzando a plagiar el sonido de otras hasta que el Power Metal era casi indistinguible y difícil de diferencias unas de otras.

Hay una razón para contarles un poco de mi experiencia con el Power Metal y obedece a la necesidad de crear un poco de contexto a la hora de reseñar Gloryhammer. Cuando recibí la copia promocional, mi alarma se activó ya que las cosas no pintaban bien según el comunicado de prensa: ¿Power Metal? ¿Fantasía? ¿Las palabras "Glory", "Kingdom", "Fire" y Hammer" en una misma portada? Sinceramente eso fue suficiente para casi desacreditarlo, pero como dicen que no hay que juzgar a un libro/disco por su portada, traté de seguir leyendo el comunicado hasta que llegué a una parte interesante. Gloryhammer no es otra banda de Power Metal, este es un proyecto nuevo de Christopher Bowes, mejor conocido por su trabajo con los bucaneros de Alestorm. Esto me dio una manera diferente de ver las cosas ya que es bien conocido el buen humor de Alestorm y basándome en eso, Gloryhammer es una banda que se debe de tomar con un poco de humor.

En pocas palabras el sonido de esta banda es Power Metal es su expresión más épica, lo que se traduce en temas sumamente explosivos, cargados de melodías y coros pegajosos, además de un aire sumamente fantástico. Lo curioso es que a pesar de que este es un disco que evidentemente tiene un tono un poco humorístico y jocoso (vean la foto promocional), se nota que se tomaron el tiempo para componer algo realmente bueno, ya que si bien es cierto que hay un par de temas "de relleno", el 85% de Tales From the Kingdom of Fire es pura carnita.

MUY PRONTO EN SU CINE MAS CERCANO
Una de las cosas que sobresalen de esta producción es sin duda Thomas Lazlo Winkler, su vocalista y en quien recae la responsabilidad de crear esa atmósfera épica. Ciertamente la voz de este tipo es bastante buena y logra demostrar un buen rango tanto para los momentos mas calmados como para las partes rápidas. Por otro lado, el resto de la banda hace un excelente papel creando temas que remiten a bandas como Rhapsody (en sus mejores momentos), Blind Guardian o incluso a Gamma Ray.

Sin duda este es un disco que me ha dejado sorprendido, especialmente si tomamos en cuenta que, como mencioné anteriormente, el Power Metal es un género que había fallado recientemente en lograr interesarme como lo hizo durante un muy buen tiempo, no obstante, Gloryhammer se presenta como una de las propuestas más frescas y con estilo de los últimos años. Sin duda una excelente recomendación para los amantes del género o para aquellos que se sientan a reflexionar con nostalgia sobre sus épocas pasadas, épocas donde sentarse a escuchar sobre dragones, espadas y héroes todavía era algo novedoso (o en el peor de los casos, un "soundtrack" para sus sesiones de D&D).

-Calificación-
90/100

Andrés




0 comments:

Publicar un comentario